El pensamiento computacional es pensar con ideas y datos, combinarlos con la ayuda de las TIC y de esta forma resolver problemas.El término tiene su origen las ideas de Seymour Papert, sin embargo Jeanette Wing es quien lo desarrolla.

Jeannette Wing, quien en 2006 publicó el artículo Computational thinking, defendía que esta nueva competencia debería ser incluida en la formación de todos los niños y niñas, ya que representa un ingrediente vital del aprendizaje de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

La misma Wing dijo que “el pensamiento computacional implica resolver problemas, diseñar sistemas y comprender el comportamiento humano, haciendo uso de los conceptos fundamentales de la informática”. En definitiva, se trata de pasar de ser usuarios a creadores.

En el proceso de resolución pueden distinguirse distintas fases: Descomposición, Reconocimiento de patrones, Abstracción y Algoritmos.

  • Descomposición: Analizamos y organizamos la información. Cuando se nos presenta un problema de grandes dimensiones somos capaces de estructurarlo y separarlo en problemas más sencillos.
  • Reconocimiento de patrones: Una vez desarticulado el problema complejo, los pequeños problemas son enfrentados de forma individual de manera que puedan ser resueltos de forma similar a problemas frecuentados anteriormente.
  • Abstracción: Representa la información a través de abstracciones como los modelos y las simulaciones. La abstracción consiste en la omisión de información irrelevante al problema propuesto.
  • Algoritmos: Se trata de buscar soluciones estableciendo una serie de pasos para llegar a la resolución de cada problema.

Si aplicamos todo esto al ámbito de la educación podemos tener algunos ejemplos como los dichos a continuación:

  • Ciencias físicas: simulaciones con datos capturados por los alumnos con sensores.
  • Ciencias de la vida: Simulaciones numéricas de un ecosistema.
  • Matemáticas: visualización de funciones complejas, trabajo con ellas (¿qué pasa si cambio este parámetro?), y aplicaciones.
  • Ciencias sociales: uso de datos para entender la dinámica electoral.
  • Expresión: realización multimedia para expresar ideas.
  • Artes: herramientas CAD para expresión artísticas.

Todo esto implica en los alumnos que la creatividad se vea tremendamente potenciada, las posibilidades de colaboración aumentan, se extiende el ámbito de lo posible y la transmisión de conocimiento mejora.

En mi opinión, en la sociedad de hoy en día y, sobretodo, en la sociedad española es necesario un cambio de mentalidad, de costumbres y de actitud tanto por parte de los padres como de los educadores.

Para finalizar, voy a dejar una frase que nos llevará a recapacitar a todos sobre lo que tenemos ahora mismo en el mundo, lo que estamos haciendo hoy en día para superarnos y hasta dónde queremos llegar:

“Los ordenadores son increíblemente rápidos, exactos, y estúpidos. Los seres humanos son increíblemente lentos, inexactos y brillantes. Juntos son inimaginablemente poderosos”Leo Cherne, 1968
Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page